Recorcholis


Una no deja de sorprenderse ante la contradicción humana. Hablo con un amigo del que sé fehacientemente que es un friki de internet. Se pasa las horas muertas buscando informaciones misteriosas sobre ovnis, complots del gobierno y asuntos morbosos relacionados con temas científicos. Sean o no sean verídicas estas informaciones, cosa que ninguno sabemos, a mí me hacen reflexionar sobre mundos paralelos que desconocemos y que existen, aunque solo sea para algun@s. Otras realidades, digo yo. Pero no es este el tema que ha hecho chocar mis neuronas. El caso es que los temas que llaman su atención y mueven su intelecto son bastante polémicos por lo que tiene muchos detractores en los blogs y sitios que frecuenta. Suele pasar. Lo que, repito, ha hecho que mi cerebro se retorciese, es que hoy (debía ser la resaca que poblaba su cabeza) se haya enardecido de haber cerrado un blog que había osado llamarle loco. Dos cosas contradictorias: si te gustan los temas polémicos y antisistema, lo más lógico es que como poco te tilden de loco, sobretodo si te dedicas a difundirlos. Gages del oficio ¿no?. Genios de la talla de Einstein, Galileo o Dali, fueron tachados de cosas bastante peores. Y lo segundo, entre tanta sabiduría lateral, ¿no suena la canción “Libertad de Expresión”? ¿Pero que coño es eso de cerrar un blog? Adonde vamos a llegar… me vuelvo a mis tareas que esto de pensar es muy cansao.  Y que siempre acabe con la palabra coño….

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s